miércoles, 25 de mayo de 2011

Subgéneros teatrales

Los sLLLos subgéneros teatrales más importantes son la tragedia, la comedia y el drama. La comedia y la tragedia llevan a escena el espectáculo de la vida, y ambas nos muestran su complejidad y belleza mediente la alegría y el dolor, tal y como representan las máscaras de la imagen.Los actores, en la Antigüedad, actuaban con ellas , y elegían unas u otras en función de si la obra que se representaba era trágica o cómica.

La tragedia es una obra de tema serio, elevado, en la que los personajes suelen ser gentes distinguidas (reyes, nobles...). La característica más destacada de la tragedia es que tiene un final desgraciado: el protagonista, o los protagonistas, fallecen sin poder hacer nada por evitarlo. La finalidad de la tragedia es conmover, impactar en el corazón del lector-espectador.Los personajes hablan un lenguaje culto y poético, propio de los valores que encarnan, y a eso se debe que su estilo literario sea más elevado. La tragedia suele tener un final desdichado.






La comedia, por el contrario, trata temas más ligeros, y sus personajes pueden ser de distinta condición social. Muchas veces (no siempre) tiene apuntes humorísticos, y su final es siempre feliz. La finalidad de la comedia es entretener al lector-espectador.El protagonista entra en conflicto con otros prsonajes que encarnan leyes, costumbres o valores sociales anticuados y ridículos, por lo que, mediante la astucia y el humor, sale triunfante.
El héroe de la comedia encarna el sentido común. La comedia suele inspirarse en situaciones de la vida cotidiana y representa el lado más humano de los personajes. Su lenguaje es coloquial y tiene abundantes rasgos de estilo llenos de ingenio y humor, llegando, en ocasiones , a representar el absurdo.



DRAMA
     El drama pone en escena un conflicto serio, donde están en juego valores importantes como el amor, la horadez o la dignidad. A diferencia de la tragedia, sus protagonistas pueden ser de cualquier condición social y el conflicto se sitúa en la vida cotidiana. En el desenlace, el protagonista obtiene un triunfo moral, aunque a costa de muchos sufrimientos.

TRAGEDIA


HAMLET

A Hamlet, príncipe de Dinamarca, se le aparece una noche el fantasma de su padre muerto confesándole una dura noticia: su muerte no fue un accidente, sino una argucia de su mujer y su cuñado (los actuales reyes) para poder gozar con libertad de sus amores ilícitos. Tras esta confesión, el rey muerto le pide a su hijo venganza de tan cruel crimen. Hamlet se finge loco para poder llevar a cabo su venganza, y abandona a su novia Ofelia. Los reyes, fingiendo preocupación por la falsa locura de Hamlet, lo envían en un barco a Inglaterra haciéndole creer que hacía tal viaje en función de embajador, cuando realmente el viaje no era más que una excusa para matar al príncipe lejos del palacio. Sin embargo, unos piratas apresan el barco y Hamlet puede regresar a Dinamarca. Para asegurarse de que la confesión que oyó a su padre había sido real, contrató a unos actores para que representasen en la corte una historia exactamente igual a la del asesinato del rey muerto, y así poder él observar la reacción de su madre y del rey actual. Éste se marcha de la representación muy alterado. Poco más tarde Hamlet se reúne con su madre y el padre de Ofelia se esconde en el cuarto de la reina para poder escuchar la conversación: Hamlet, al notar que había alguien escondido tras una cortina y pensando que era el rey, lo mata. Inmediatamente después se suicida, ya totalmente enloquecida y desesperada, la joven Ofelia, arrojándose al río. El hermano de Ofelia, Laertes, reta a Hamlet a un duelo de espadas para vengar a su padre y a su hermana. El joven Laertes cuenta con la ayuda poco limpia del rey, que sugiere envenenar la punta de la espada para que Hamlet falleciese con un solo toque. Y, por si esa medida no surtiera efecto, el rey le ofrecería a Hamlet para refrescarse una copa de vino envenenada. Sin embargo, en el momento del duelo, la reina bebe accidentalmente esa copa. Laertes consigue herir a Hamlet con la espada, pero también se hiere a sí mismo y le confiesa al príncipe todo el ardid. Entonces, Hamlet toma la espada de Laertes y también hiere al rey y le obliga a beber de la copa envenenada.









COMEDIA

Mucho ruido y pocas nueces es un ejemplo de comedia: aunque muchos de los personajes son de alta alcurnia, otros no; y sin embargo todos ellos caen en la dulce trampa del amor. Los enredos amorosos constituyen el meollo del argumento.SDSFSDFSubgéneros teatraKJKLles son muchos, KJKal
DRAMA
     El drama pone en escena un conflicto serio, donde están en juego valores importantes como el amor, la horadez o la dignidad. A diferencia de la tragedia, sus protagonistas pueden ser de cualquier condición social y el conflicto se sitúa en la vida cotidiana. En el desenlace, el protagonista obtiene un triunfo moral, aunque a costa de muchos sufrimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada