martes, 8 de marzo de 2011

HABLA EL CAPITÁN GARFIO


Yo estaba atento de todo lo que pasaba en Nunca Jamás, pues era el que vigilaba todo y si pasaba algo iba a solucionarlo.

        Cuando apareció de la nada un niño volando llamado Peter Pan, me pareció peligroso, porque si se caía se haría daño. Un día, cuando ya era líder de un grupo de niños llamados niños perdidos, intenté ayudarles a buscar a sus familias.

        Justo antes de montarlos al barco llegó Peter Pan con unas hadas que antes no tenían ese comportamiento. Pero con ayuda de esas hadas levantaron a un cocodrilo y me comió la mano. Ahora estoy condenado a llevar un estúpido garfio.

        Yo simplemente quería ayudar a los niños perdidos y ellos también querían volver con sus familiares, pero Peter Pan les dijo que era una tontería crecer y que en Nunca Jamás jugarían siempre.

        Al final dimití como vigilante por lo de la mano y me hice malo por culpa de Peter Pan.



                                                                   Francisco Javier Pérez- Cejuela Delgado 3ºA

1 comentario:

  1. Gracias, Fran por enviarnos este trabajo tan original.Un saludo.

    ResponderEliminar